CAPACITACION ERGONOMIA LABORAL MODALIDAD PRESENCIAL Y VIRTUAL 2024

Capacitación de ergonomía laboral, estudios de ergonomía, curso de ergonomía, capacitación de ergonomía, ergonomía, curso de Ergonomía, Ergonomía y manejo manual de cargas, el salvador, capacitación de ergonomía, capacitaciones de ergonomía, capacitaciones de ergonomía y estudios ergonómicos, estudios de ergonomía, apoyo insaforp, apoyo incaf

 

Si, quiero la capacitación de ergonomía laboral

En la Capacitación Ergonomía Laboral conocerás conceptos fundamentales  de ergonomía. 

A pesar de que la ergonomía se considera una ciencia moderna, en el transcurso del tiempo siempre ha habido quien se ha interesado por la adaptación entre la persona y su entorno. Los primeros autores conocidos que podríamos citar interesados en este tema son los pintores Leonardo da Vinci, cuyos bocetos sobre dimensiones humanas son sobradamente conocidos; y Alberto Durero que se preocupó por el estudio de los movimientos y por la ley de las proporciones. Más recientemente, tenemos el ejemplo de Le Corbusier, el cual basaba sus diseños en el estudio matemático-geométrico de la arquitectura en función de la vida moderna; para él, una casa no era simplemente un conjunto de habitáculos, sino que tenía que estar diseñada en función de las necesidades de sus usuarios. Pero, de hecho, no se habla de Ergonomía hasta principios de este siglo, en especial durante las dos guerras mundiales. En la primera se empiezan a considerar las características físicas de los soldados de cara a la adaptación de sus equipos: máscaras, anteojos, localizadores, etc. 

En la segunda guerra mundial, en la que ya se utilizaban equipos más sofisticados, se empezaron a tener en cuenta las capacidades mentales, sensoriales y musculares del individuo. Es durante esta época cuando se da un poderoso impulso a las investigaciones interdisciplinares, destinadas a revelar las condiciones óptimas para la actividad de la persona, así como a los límites de sus posibilidades. Estas teorías, posteriormente, se transfirieron al mundo del trabajo y fue en Inglaterra donde Murrell, uno de los creadores, en 1949, de la sociedad científica británica denominada Ergonomics Research Society, propuso el término ergonomics y lo definió como el conjunto de investigaciones científicas de la interacción del hombre y el entorno de trabajo. Estas teorías se desarrollaron después con gran rapidez en la República Federal Alemana, Francia, Suecia y en los demás países industrializados. En los países en desarrollo ha habido un interés cada vez mayor por las investigaciones ergonómicas y sobre todo por la utilización de sus resultados en la práctica. En EEUU, en el año 1957, se constituyó la Sociedad de Factores Humanos. El término “factores humanos” surgió como resultado de la traducción literal y de la contracción de la expresión norteamericana: human factors engineering . En 1961 se fundó la Asociación Internacional de Ergonomía, en la que están representados especialistas de más de treinta países y forman parte de ella varias asociaciones nacionales e internacionales. Uno de sus principales objetivos es apoyar/respaldar la ergonomía en aquellos países en la que no se ha desarrollado e inspirar la formación de sociedades ergonómicas.

En la capacitación Ergonomía conocerás los objetivos de la ergonomía

Globalmente, podemos definir la ergonomía como el conjunto de técnicas cuyo objetivo es la adecuación entre el trabajo y la persona. Queremos destacar de esta definición que la ergonomía es multisdisciplinar, es decir, requiere la aplicación de distintas ciencias con el fin de conseguir su finalidad: la correcta acomodación entre el puesto de trabajo y su entorno y las características de la persona. La persona es adaptable con unos límites, existen intervalos de condiciones óptimas para cualquier actividad; la ergonomía define cuáles son estos intervalos y determina cuáles pueden ser los efectos no deseados si se superan estos límites. La adaptación al trabajador implica un aumento del rendimiento de la persona y esto, a su vez, aumenta el rendimiento del sistema. La ergonomía, aplicada ya al mundo laboral tal como su etimología indica, nació en un principio para adecuar los esfuerzos y movimientos que implica la realización de una tarea y las dimensiones del puesto de trabajo a la persona; el objetivo, en este caso, era conseguir que la persona realizara el trabajo con el mínimo número de movimientos posible, con el fin de ahorrar una fatiga inútil y conseguir un mayor rendimiento en el menor tiempo posible.

Más tarde, este enfoque se hizo insuficiente y se amplió el campo de estudio, incluyendo las condiciones ambientales (temperatura, ruido, iluminación, etc.) y los aspectos organizativos tanto de tipo temporal como los que dependen de la tarea. Existen diversas definiciones de la ergonomía, según el punto de vista del autor que la estudia, por lo que creemos interesante incluir algunas de ellas. En el IXº Congreso internacional de ergonomía celebrado en Bournemouth en el año 1985, se definió la ergonomía como una ciencia, un arte y una técnica. Se consideró que era ciencia porque siguiendo las investigaciones sobre las posibilidades y las limitaciones psicofisiológicas humanas es capaz de concebir unos sistemas adaptados a las capacidades humanas y de corregir los sistemas que presentan riesgos para la salud. También es arte porque la aplicación requiere más que la traducción de una fórmula. Es el arte de integrar el individuo y el conjunto, de superar las presiones económicas, tecnológicas y de organización para preservar y desarrollar la personalidad humana. Y, por último, es un conjunto de técnicas de medida no sólo de los factores del ambiente o del funcionamiento de los equipos, sino también del estado funcional físico y psíquico del individuo en el trabajo. La enciclopedia Larousse la define como el estudio de la organización racional del trabajo. La definición propuesta por Favergé, decano de la Universidad Libre de Psicología de Bruselas e impulsor de la Ergonomía de Sistemas, es la siguiente: la ergonomía es el análisis de los procesos industriales, centrado en los hombres, que asegura su funcionamiento .

 Cazamian, profesor asociado de la Universidad de París, por su parte, cree que es el estudio multidisciplinar del trabajo humano que pretende descubrir sus leyes para formular mejor sus reglas. La ergonomía es pues conocimiento y acción; el conocimiento es científico y se esfuerza en procurar modelos explicativos generales; la acción trata de adaptar mejor el trabajo a los trabajadores. Quizá la más sencilla es la definición americana de Human Engineering -nombre dado allí a la ergonomía- que considera que ésta es el esfuerzo que busca acoplar a los seres humanos con las máquinas, de forma que la combinación resultante sea confortable, segura y más eficiente. El desarrollo de la ergonomía fue paralelo tanto en Europa como en América. Aunque utilizaron nombres distintos, los criterios básicos partieron de una misma idea. En Europa, la ergonomía tuvo un enfoque más fisiológico, por ser los profesionales de la medicina los que iniciaron su estudio; en América, sin embargo, fueron los ingenieros los pioneros en su estudio, de ahí que la ergonomía recibiera el nombre de Human Engineering.

 No obstante, tal como decíamos anteriormente, europeos y americanos partieron de la base común de buscar la adaptación del sistema y la persona. Los factores humanos y la ergonomía tenían algunas diferencias en las primeras etapas de su desarrollo, aunque ya entonces representaban una misma orientación, pero la diferencia entre ellos se nivela cada vez más y la propia orientación de los investigadores se enriquece a cuenta de la aproximación entre los factores humanos y la propia ergonomía. Por último, cabe destacar que en España la Real Academia Española de la Lengua no introduce este vocablo hasta el año 1992 y lo define como el estudio de datos biológicos y tecnológicos aplicados a problemas de mutua adaptación entre el hombre y la máquina. Evidentemente la definición lingüista difiere de la técnica ya que sólo contempla los datos biológicos del trabajador y los tecnológicos del trabajo, pero no tiene en cuenta ni las capacidades físicas, mentales y cognitivas de las personas, ni los factores ambientales, ni los de organización.

En la capacitación ergonomía conocerás los principales objetivos de la ergonomía :

  • Seleccionar la tecnología más adecuada al personal disponible.
  • Controlar el entorno del puesto de trabajo.
  • Detectar los riesgos de fatiga física y mental.
  • Analizar los puestos de trabajo para definir los objetivos de la formación.
  • Optimizar la interrelación de las personas disponibles y la tecnología utilizada.
  • Favorecer el interés de los trabajadores por la tarea y por el ambiente de trabajo. La OIT establece como objetivo global la eficiencia en cualquier actividad, es decir, conseguir el resultado deseado sin desperdiciar recursos materiales ni personales y marca como objetivos cuantificables, que sean contrastables con los resultados obtenidos, los siguientes:
  • Salud y Seguridad
  • Productividad y eficacia
  • Fiabilidad y calidad
  • Satisfacción en el trabajo y desarrollo personal Además de estos objetivos generales enfocados a la mayoría de personas, la ergonomía desempeña también un papel creciente en la solución del problema de rehabilitación de personas que en una u otra medida han perdido la capacidad de trabajo; también se estudian las aptitudes y peculiaridades psíquicas y físicas de las personas de edad avanzada y de aquellos individuos considerados como trabajadores especialmente sensibles

El ser humano dedica gran parte de su vida a la actividad laboral y, lo que es más significativo, el trabajo condiciona y se relaciona con todas las otras actividades humanas. Al trabajo se le exige que, además de cubrir nuestras necesidades de sustento económico y de estabilidad, también dé respuesta satisfactoria a nuestras necesidades de relación social y de autorrealización. Para que la persona viva en condiciones de salud en el contexto social al que pertenece, debe alcanzarse un equilibrio entre el tiempo dedicado al trabajo y el tiempo dedicado al ocio y a las actividades no estrictamente laborales y que estén consideradas como no retributivas. Existe una evidente interrelación entre todo el conjunto de actividades que desarrolla la persona. Una vida personal y familiar positiva y estimulante repercutirá favorablemente en el trabajo, siempre que éste se enmarque en unas condiciones mínimamente aceptables. A su vez, si el trabajo enriquece profesional y humanamente, se estará contribuyendo a aportar también aspectos positivos a su vida extralaboral, ello obviamente en función de las propias cualidades individuales.

 La ergonomía en el centro de trabajo debería tener en cuenta todos los aspectos que permiten una adecuada integración y adaptación del entorno ambiental al trabajador. El diseño ergonómico del centro de trabajo debería iniciarse incluso antes del propio proyecto de construcción del mismo, eligiendo un emplazamiento idóneo. Implantar de manera adecuada una determinada actividad, en un lugar concreto, requiere efectuar en primer lugar el estudio del posible impacto ambiental que va a ocasionar. O sea, evaluar qué repercusiones en el medio va a generar la empresa y, por otra parte, analizar también los condicionantes tanto positivos como negativos del entorno social y físico que van a influir sobre la misma. Las empresas han de ser capaces de evitar y, en su caso, solventar los problemas que pudieran generar al medio ambiente; así por ejemplo, la contaminación por productos químicos del aire y del agua debe ser eliminada en el origen y no trasladada de forma incontrolada al exterior, dañando al entorno y a la población. Aspectos significativos a considerar en esta fase de proyecto serían todos aquellos que puedan estar directa o indirectamente relacionados con el medio natural próximo a la actividad económica de prevista implantación, así como la influencia de las condiciones ambientales exteriores con las del propio centro de trabajo.

 Así, por ejemplo, el emplazamiento junto a un cauce fluvial, o en una zona con vientos predominantes, o la proximidad a zonas marítimas puede influir en aspectos negativos tales como, acrecentamiento de daños ante posibles riadas, vías preferentes de propagación de fugas de gases tóxicos, corrosión salina de instalaciones,… del centro de trabajo; aspectos todos ellos de gran importancia para la seguridad y el bienestar físico de los trabajadores y que se deberían poder solucionar precisamente en esta fase de proyecto, eligiendo un lugar idóneo para el desarrollo de la actividad. La tipología constructiva de las edificaciones debe adaptarse totalmente al medio. Según el clima y la radiación solar se debería orientar de la mejor manera posible el centro de trabajo y los tipos de lucernarios a habilitar, de tal forma que se aprovechen al máximo la luz y la energía solar, pero, a su vez, se disponga también de la necesaria protección, más cuando tal radiación pueda molestar a las personas o dificultar la correcta climatización de los locales. Así, por ejemplo, si en los países de clima frío la disposición de amplios ventanales para lograr el máximo aprovechamiento solar pueden hacerla aconsejable, siempre que se cuente con los sistemas necesarios de calefacción, en zonas de clima mediterráneo más bien hay que encontrar mecanismos de aislamiento y de protección ante el calor solar. Las características de la población próxima al centro de trabajo en proyecto es otro aspecto importante a tener en cuenta.

 Los valores culturales, las costumbres, la pirámide de edad, estructura y hábitos sociales, etc. son algunos de los factores clave que podrán facilitar tanto la adaptación de la empresa a las peculiaridades de la sociedad como la adecuada integración de las personas en el sistema productivo, que a bien seguro requerirá de mano de obra cualificada en diferentes campos profesionales. Pero también la empresa, como otros estamentos sociales, debiera contribuir a facilitar la integración de las personas procedentes de otros ámbitos geográficos y otras culturas, ya que el trabajo es una vía determinante de integración de las personas en la sociedad plural en la que vivimos. Los centros de trabajo son en cierto modo interdependientes unos de otros, y es imprescindible el poder contar con una buena infraestructura de servicios para dar respuesta a la diversidad de necesidades que a una empresa se le plantean continuamente para su funcionamiento. Además, razones económicas imposibilitan, cada vez más, que las empresas pequeñas y medianas puedan disponer de servicios propios para cubrir necesidades más allá de las estrictamente vinculadas a sus procesos productivos. Las grandes concentraciones urbanas, al disponer en general de una gran oferta de servicios, actúan como foco de atracción provocando la formación de lo que se denominan “ciudades o barrios dormitorio”. Para evitarlo, se requiere que las ciudades pequeñas y mediana puedan contar con la infraestructura de servicios indispensable para el asentamiento de los centros de trabajo.

Hay que tener en cuenta que este equilibrio deseado entre ciudad, territorio y lugar de trabajo es más fácil de alcanzar fuera de las grandes ciudades. Afortunadamente, en la actualidad se dispone de los adecuados mecanismos de análisis y planificación urbana, que debidamente aprovechados habrían de facilitar un crecimiento equilibrado. Además, el mayor crecimiento del sector servicios, como vía principal de ocupación de mano de obra frente al sector industrial, debería permitir, contando con las ventajas de las nuevas tecnologías de la información, que las ciudades medianas puedan ser cada vez más un atrayente lugar de residencia y de trabajo y ofrezcan una calidad de vida aceptable. De esta manera, se lograría una implantación más equilibrada de actividades empresariales en el territorio. Si la actividad laboral del centro de trabajo que se proyecta construir no va a ser contaminante, su nivel de contaminación va a estar muy por debajo de los límites tolerables, sintoniza con las actividades productivas e intereses del territorio, se adecua a los criterios exigibles en el plan de ordenación territorial, integrándose en el paisaje y el medio natural, la población laboral puede surgir en buena parte del propio ámbito geográfico próximo y se plantea la posible colaboración en proyectos o actividades de interés local o territorial, se estará contribuyendo con su implantación a un adecuado desarrollo socioeconómico de la comunidad, aspecto éste de reconocido valor incluso para el desarrollo de la propia empresa

Abrir chat
¿En que te puedo ayudar?
Desarrollo Global
Hola,
¿En que puedo ayudarte?